La Paz del otoño…

Muchas veces no nos damos cuenta de lo que tenemos o simplemente no damos valor a los detalles que nos regala la vida… Esas gotas que bajan por el cristal provocándonos escalofrios en el cuerpo, esos paseos en los que nos parece respirar aire puro o simplemente el olor a humedad que endulza las calles son muchos de los momentos por los que me encanta esta época del año.

Aprovechar para abrazar a esa persona que tenemos a nuestro lado, horas eternas en las que la tranquilidad se apodera de nuestros cuerpos son sensaciones que muchas veces ni nos acordamos.

Coger una manta, una buena película y ver las gotas caer sobre la ventana remueven mis sentimientos y me hacen reflexionar y hacerme ver lo afortunados que somos en muchos aspectos.

Os invito a encender un par de velas, vuestro libro favorito y escuchar la lluvia de  fondo en un domingo lluvioso como hoy y os aseguro que pocos momentos como estos tendréis más relajantes en la vida.

Báilale a la vida

Anuncios