Desayunando la vida

No sé si a vosotros os pasará como a mí pero uno de los grandes motivos por los que estoy deseando que lleguen mis vacaciones es por poder disfrutar de esos maravillosos desayunos en los que al levantarte preparas sin prisa y con mimo, esos de los que al sentarte en la mesa sea cual sea el sitio sientes que vas a empezar a cargar energías.

Me encanta despertar pensando que lo primero que va a pasar es ese desayuno que por muy sencillo que sea sienta mucho mejor que cualquier época diferente del año, variado y disfrutando de ese momento planeando y poniendo sobre la mesa todas las ideas que se te ocurren organizar para ese día.

Os confieso que durante el resto del año a pesar de saber que el desayuno es la comida más importante del día yo le dedico aproximadamente cinco minutos ya que como a muchos de vosotros os pasará preferimos invertir el tiempo en dormir ya que el día a día sabes que se hace duro y pesado.

Baílale a la vida

Anuncios